Maniwa v. Malijiwi

Maniwa v. Malijiwi [2014] PGNC 25
National Court of Papua New Guinea

Un grupo de propietarios tradicionales pidió la revisión judicial de una Concesión Especial para la Agricultura y el Comercio (SABL, por sus siglas en inglés) otorgada por el Ministro de Tierras y Planificación a un promotor de palma de aceite.  La concesión de 99 años permitía al promotor rozar la tierra, cosechar y vender la madera, y sembrar palma de aceite. 

Los propietarios afirmaron que su tierra fue adquirida por el Estado sin su consentimiento apropiado y sin una consulta previa, así transgrediendo la Ley de Tierras. 

La Corte determinó que se había otorgado la SABL en transgresión a los requisitos de la Ley de Tierras.  La Corte declaró: “No hay evidencia de que el Ministro realizó averiguaciones razonables para asegurarse que los propietarios no necesitaban la tierra o que no la necesitaban por un plazo anterior al otorgamiento de la SABL [al promotor].  Además, no hubo ningún acuerdo entre los propietarios y el Ministro para que la tierra se adquiera a fin de una SABL.”  Para. 20.  La Corte procedió a criticar el consentimiento supuestamente obtenido de los propietarios, mencionando que [el consentimiento] no representaba la voluntad de la mayoría de los propietarios y que las autoridades gubernamentales no informaron adecuadamente a los miembros de la comunidad sobre el efecto de la concesión.  Para. 21.  

Además, la Corte concluyo que no hubo una consulta adecuada.  Se convocó una audiencia solo una vez, durando apenas 50 minutos.  “Para que los propietarios estén adecuadamente informados de las políticas públicas nuevas como las SABL que afectarían negativamente a su estilo de vida; se debería haber convocado más y mejores audiencias de concientización.  Esto se podía haber logrado por autoridades que viajan a los lugares de las SABL y hablan con los propietarios en sus comunidades.  Este ejercicio se debería haber realizado durante un periodo tiempo, digamos  seis o doce meses o aún más para que la gente estuviera bien informada y entendiera de qué se tratan las SABL, sus beneficios, ventajas y desventajas y así.  Para mí, ésta es la manera verdadera de Papúa Nueva Guinea para consultar a la gente en las comunidades, especialmente donde se presentan nuevos proyectos en sus regiones y especialmente donde las SABL atraerían otros proyectos, así como la presentación de las plantaciones de palma de aceite en los lugares de las SABL.  Al presentarse proyectos como éste que implicaría efectos duraderos y permanentes sobre las tierras, se debería realizar consultas auténticas y significativas con los propietarios.”  Para. 23 (citando la Sección 5 de la Constitución).

La Corte anuló la concesión y ordenó que la parte vencida pague las costas.  Paras. 37, 39. 

Los archivos adjuntos: 
Fecha del Recurso: 
Thursday, November 13, 2014
Países y Regiones: 
Tipo de recurso: